Skip to content

El golpe en Honduras ya esta desahuciado

July 6, 2009

Redacción de Econoticiasbolivia

La Paz, junio 29, 2009.- Si los militares hondureños hubiesen conocido algo de la historia latinoamericana y, en especial de Bolivia, país con gran experiencia en golpes y asonadas gestadas en los cuarteles contra la democracia y el pueblo, no se hubieran lanzado a la suicida aventura del pasado domingo.

Los golpistas han cometido dos errores mortales, sin remedio ni excusa: primero, no cuentan con el aval directo de la Embajada de Estados Unidos y están totalmente aislados y acorralados internacionalmente; segundo, no han podido, a pesar de la represión, impedir ni frenar la masiva repulsa popular en las calles y tienen escaso apoyo interno.

Hace 30 años, en Bolivia, en noviembre de 1979, ocurrió algo muy similar. Los militares derrocaron al gobierno legalmente constituido, pero no contaron con el apoyo directo de los gringos y fueron aislados de inmediato. En lo interno, los militares lanzaron los tanques a la calle y sembraron metralla y muerte: casi 500 muertos y heridos, pero no doblegaron la movilización popular y los golpistas se hundieron y tiraron las armas, las balas ya no servían. Esa sangrienta dictadura boliviana, dirigida por el coronel Alberto Natusch Busch duró solo 15 días. Algo similar está ocurriendo 30 años después en Honduras.

En pocas horas, los golpistas hondureños han cosechado un impresionante repudio externo, desde Mister Obama y Miss Clinton hasta el octogenario Fidel y Hugo Chávez. La Organización de Estados Americanos (OEA) ya les ha dado la espalda y los países del ALBA han retirado sus embajadores. Todos piden la vuelta del único presidente reconocido de Honduras, Manuel Zelaya.
“Ese golpe es una aventura”, dice con precisión Evo Morales, el presidente de Bolivia.

“Apoyamos al pueblo de Honduras para que resista este momento en defensa de su democracia y su derecho a participar y decidir soberanamente en la construcción de un mejor futuro para su país”, dice el comunicado del gobierno boliviano que, seguro del desenlace, convoca a la comunidad internacional a tomar las acciones necesarias destinadas a identificar y sancionar drásticamente a los responsables “de esta criminal aventura golpista”.

Los militares golpistas están desesperados e intentan, con el toque de queda, frenar la huelga general y la movilización popular, encarcelar a los activistas y dirigentes leales a Zelaya y buscar algo de apoyo popular que no encuentran por ningún lado.

La represión, por ahora de guante blanco, no alcanza a frenar la creciente protesta popular, y por ello, en su ya absoluta orfandad, los militares también alistan la represión dura, la bala y la metralla contra el pueblo, lo que no hará otra cosa que acelerar su inminente caída, que es cuestión de días o semanas, a lo mucho.

En los hechos, el impopular golpe militar en Honduras ya está desahuciado porque ha cometido dos errores mortales: no cuenta con aval externo y no tiene el poder de la calle.

Por ello, la clase obrera boliviana, curtida en estas lides, ya vislumbra una salida en favor de los oprimidos. “Este golpe de Estado abre las posibilidades de una radicalización de los sectores populares, rompe la unidad de la clase burguesa, dividida entre quienes apoyan al gobierno de Manuel Zelaya o a los partidarios del Presidente del Congreso. Es el inicio de una crisis “institucional”, de una “crisis estatal” y la posibilidad de derrotar con la movilización obrero popular este golpe, y así dar una nuevo revés a los intereses foráneos que explotan nuestras riquezas naturales (en Honduras como en Bolivia y otros países), preparando así una profundización del proceso revolucionario que vive nuestro continente, el eslabón más débil de la explotación imperialista”, dice la Confederación de Trabajadores Fabriles de Bolivia.

La Confederación boliviana “llama a los trabajadores de Latinoamérica a rechazar al gobierno golpista y brindar toda la solidaridad moral y material a los trabajadores hondureños que desde hoy 29 de junio han lanzado la convocatoria a derrotar este golpe con la movilización y la huelga general. Con los golpistas no se negocia”.

articulo tomado de :
econoticiasbolivia

From → Latinoamérica

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: